Darwinex Score (D-Score)

El D-Score es la métrica que usa Darwinex para arriesgar su propio capital.

El D-Score es la métrica por excelencia que usa Darwinex para arriesgar su propio capital

  • en la asignación nocional DarwinIA cuyo objetivo es entrenar a los proveedores en operar una estrategia que tiene capital de terceros bajo gestión, y
  • en la cesta de DARWINs en la que invierte capital propio.

1. Los orígenes del D-Score

El D-Score nació en 2013, mucho antes del lanzamiento del mercado de talento y capital de Darwinex. Por aquel entonces, nuestro objetivo era encontrar a los mejores operadores del mundo de forma automática, sin necesidad de tener que hacer un proceso manual.

Trabajando con este objetivo llegamos a la conclusión de que era necesario crear un algoritmo que fuera capaz de traducir decisiones de riesgo por posición en niveles de riesgo globales a nivel de estrategia para eliminar la posibilidad de generar ilusiones estadísticas . No sólo eso, sino que entendimos también que la única forma de comercializar las señales de trading debía ser con un producto que permitiese compararlas debidamente. El DARWIN.

El DARWIN es la transformación de una señal en otra en la que el uso del apalancamiento individual por trade o posición, no genera falsas ilusiones en la rentabilidad.

Durante varios años, el D-Score era una combinación de las notas de los atributos invertibles.

En 2019 llegamos a la conclusión de que simplemente usando la cotización del DARWIN se podía obtener un D-Score más predictivo que el anterior, sin necesidad de usar los atributos invertibles.

Esto es así porque la cotización del DARWIN ya incorpora toda la normalización de riesgo (a nivel global y por posición) y es, en consecuencia, una señal ‘’libre de ruido’’, o pura.

Por otro lado, las restricciones que nos impusimos en su creación, sobre todo la de que pudiera calcularse a partir de atributos independientes, nos había impedido iterar el D-Score y sus atributos todo lo que hubiésemos querido. La diversidad de factores que influían en su nota (atributos, pesos, históricos, activos) lo habían llevado a un punto de no evolución.

Decidimos probar a usar únicamente el precio, basándonos en la hipótesis de que es una señal pura y el resultado de este análisis fue la creación, en 2020, de un nuevo algoritmo completamente distinto del anterior.

Esos años también nos habían demostrado la utilidad de los atributos invertibles. Si bien no tienen la capacidad predictiva que para Darwinex tiene el D-Score, son valores que ayudan a comprender la tipología de la estrategia de trading. Por lo tanto, aportan mucho valor a las estadísticas más tradicionales de la misma.

2. En enfoque del D-Score

  1. El precio de cotización se puede usar para determinar su capacidad del DARWIN de generar retornos futuros.
  2. La mejor estrategia de inversión en DARWINs es invertir en DARWINs que a medio plazo (2-3 años en adelante) han sido capaces de generar retornos, y que actualmente tienen un momentum positivo (lo están haciendo muy bien recientemente)
  3. Los DARWINs que dejan de ganar cambian la ‘’forma’’ de su curva ascendente de manera muy evidente. En argot de trading, la rotura de la línea de tendencia suele ser un indicador de agotamiento.

Estas son las premisas sobre las que basamos el D-Score y los resultados son prometedores.

3. Frecuencia de cálculo

La frecuencia de cálculo es cada hora.

4. Aviso

El D-Score no es una recomendación de inversión ni una garantía de rentabilidad futura.

5. Analizamos el D-Score

Dedicamos tres entregas de La Hora Alfa a hablar del D-Score (¡y de mucho más!) con Javier Colón, cofundador de Darwinex y padre del D-Score. Con Jesús Domínguez, del equipo de Customer Success al otro lado del micrófono.

En la primera entrega hablamos de:

  • ¿Cómo se ha afrontado en Darwinex la crisis del Covid. ¿Sale más fuerte Darwinex del corononavirus?
  • ¿Qué es el D-Score? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Con qué objetivo nació?
  • ¿Cómo llevó el desarrollo del D-Score a la creación de nada menos que el activo DARWIN?
  • ¿Cuál fue la relación entre el D-Score y los atributos invertibles?
  • ¿Por qué fue necesaria una revisión completa del D-Score?
  • ¿Qué pasó con el DWEX (el índice de DARWINs que Darwinex lanzó en 2017)?
  • ¿Cuál es la vocación final del D-Score?

En la segunda entrega hablamos de:

  • ¿En qué se basa el nuevo D-Score?
  • ¿Qué motivos justifican su "radical simplificación"?
  • ¿Qué histórico hace falta para obtener el valor máximo (100)?
  • ¿Qué cualidades de la curva de un DARWIN han quedado incorporados al nuevo D-Score?
  • ¿A partir de qué valor es más difícil subir con el nuevo D-Score que con el actual?

En la última (tercera) entrega hablamos de:

  • ¿Con qué frecuencia se va a calcular el D-Score?
  • ¿Qué futuro espera a los atributos invertibles ahora que no influyen en el D-Score?
  • ¿Qué impacto tendrá el nuevo D-Score en la asignación nocional DarwinIA, nuestro programa para entrenar a los proveedor a operar con capital bajo gestión en su DARWIN?
  • ¿Y en los rebates (descuentos de comisiones en función de D-Score)?